El test de Torrance

Varios estudios demuestran que el Arte es imprescindible y necesario para el sano desarrollo del ser humano. Hoy te hablo del Test de Torrance.

 

La presencia de la educación artística en los colegios nos ayuda a adquirir numerosas competencias fundamentales que nos ayudarán al proceso de aprendizaje de las demás asignaturas del currículo.  Sin embargo, cada vez son menos las horas dedicadas a esta asignatura en el actual sistema educativo.

Hablando con otros profesores de Educación Plástica, Visual y Audiovisual me di cuenta de que muchos de ellos ya han asimilado que la asignatura es considerada de poca importancia, para rellenar el currículo y que no tiene conexión con las demás asignaturas. Sin embargo, el planteamiento debería ser al revés. El Arte debería estar presente en todas las materias ayudando al alumno a mejorar su rendimiento escolar así como sus competencias emocionales y sociales.

Hoy en día, se tiende a someter demasiada presión a los niños para que aprendan asignaturas académicas demasiado pronto. Este tipo de actuación tiende a sofocar la fantasía y por lo tanto, la imaginación y la creatividad se ven afectadas.

Steiner defendía el retraso de una educación intelectual ya que quema la imaginación innata del niño. La prematuridad en la educación intelectual lo lleva a una falsa madurez además de someter al alumno a un nivel de estrés y a un sentimiento de falta de control sobre su propia vida que le lleva a la indefensión aprendida.

Test de Torrance

 

Y ahora, te quiero hablar de un estudio llevado a cabo por un psicólogo americano llamado Ellis Paul Torrance. Lo puedes ver aquí.

El estudio recibió el nombre de Test de Capacidad de Pensamiento Creativo (Test of Creativity Thinking Ability)y analizaba la habilidad del pensamiento creativo entre los alumnos de las escuelas Waldorf y los de las escuelas estatales de Inglaterra, Alemania y Escocia. Evaluó a un total de 1165 alumnos que cursaban entre 3º y  6º curso, 499 eran estudiantes de un colegio Waldorf y 666 de colegios estatales. que me pareció muy interesante.

Como parte del estudio se ha concluido que existen cinco principios que los profesores deberían seguir si quieren desarrollar la creatividad:

  1. Tratar las preguntas e ideas de los niños con respeto.
  2. Tratar las ideas inusuales con respeto.
  3. Enseñarles a los niños que sus ideas tienen valor.
  4. Propiciar oportunidades para el auto-aprendizaje.
  5. Proporcionar periodos de prácticas no evaluadas.

Como ves el respeto es fundamental y todos estos principios tienen mucho sentido si queremos criar o educar a niños que apuesten por sus propias ideas y tengan la confianza suficiente para llevarlas a cabo.

Torrance con este test quiso medir 4 elementos del proceso de pensamiento creativo: la fluidez (número de ideas), flexibilidad (las diferentes categorías de ideas producidas), originalidad ( lo poco común o infrecuente de una idea) y la elaboración ( desarrollo de una idea).

El test tenía dos partes con tres actividades cada una.

Parte verbal que requería una respuesta escrita y una parte figurativa que requería una respuesta dibujada.

Primera parte:

  • Prueba de preguntas y respuestas: se les mostraron fotos de personas realizando una acción. Los niños tenían que escribir respuestas en relación a por qué motivos imaginaban que estaban realizando esa acción y sobre las consecuencias que tendrían esas acciones.
  • Prueba de mejora de productos: a partir de fotos de un juguete de un animal, los niños tenían que enumerar una lista con diferentes maneras de cambiar ese juguete y mejorarlo.
  • Prueba de usos inusuales: a partir de varias cajas con diferentes formas los niños tenían que escribir una lista de diferentes formas de uso y utilidades de las cajas.

Segunda parte:

  • Prueba de construcción de imagen: se les pedía que pintaran el cuadro más interesante y creativo que incluyera una forma de plátano pegada que formara parte del cuadro.
  • Prueba de completar la imagen: se les ofrecía varias figuras incompletas que debían ser completadas.
  • Prueba de círculos: a partir de una serie de círculos tenían que hacer objetos o dibujos.

 

El resultado del test indicó que los estudiantes Waldorf eran más creativos que sus compañeros de colegios estatales. Esto es el resultado del conjunto de muchos factores que conforman la pedagogía Waldorf: el acompañar el desarrollo de cada niño y el esperar al momento de madurez apropiado para introducir tareas más intelectuales, así como el uso del arte como medio de enseñanza son algunos de los aspectos más influyentes.

Un ejemplo de la prueba de completar la imagen podría ser este:

 

Podéis ver más aquí.

El test de Torrance en el aula

 

Al ver este tipo de pruebas me acordé de una serie de ejercicios que propuso un gran profesor a sus alumnos del cole donde estuve de prácticas. Eran niñ@s de primaria y sin yo saberlo en ese momento estaban realizando una de las pruebas del test de Torrance.

En las siguientes imágenes podéis ver las formas de las que partían y algunos ejemplos de los resultados.

 

Durante este ejercicio los niños estaban enfrascados en su tarea y se ilusionaban mucho al terminar cada una de las imágenes, les divertía crear aunque en ocasiones se bloqueaban. Todos fueron  capaces de hacer de las formas dadas una imagen suya.

Puede ser una buena propuesta en el aula para romper esquemas y desarrollar la creatividad y la habilidad del pensamiento creativo.

 

 

Y tú, ¿conocías este Test?, ¿Te ha parecido interesante? Si haces alguna de las pruebas me encantará saber cómo te sentiste haciéndolas y ver los resultados. 

 

 

 

 

 

4 comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *