Conociendo el CRA Antía Cal

Ya está aquí el periodo tan temido, el de búsqueda de cole! Os hablo del CRA Antía Cal.

Muchxs de vosotrxs me habéis escrito preguntándome mi opinión acerca de diferentes coles y os he ido respondiendo a todxs pero sigo pensando más o menos lo mismo que el año pasado: casi todo es relativo y subjetivo.

Todo va a depender de vuestras necesidades y exigencias. Yo tenía unas muy concretas (y muy exigentes) y por eso no me valía casi ningún cole.  Estas necesidades y el punto en el que estaba el año pasado lo podéis ver en este artículo.

Me ha encantado releerlo a mí también para comprobar si mis exigencias se habían cumplido realmente al haber escolarizado a mi hija. Y puedo decir que sí, de 9 puntos que tenía mi lista de imprescindibles se cumplieron 8 y medio! Eso es maravilloso, no creéis?

Pero empecemos por el principio. El año pasado tenía muchas dudas acerca de si escolarizar o no. Hubo momentos que tiraba más hacia el no ya que no encontraba ningún colegio que cumplieran mis expectativas o posibilidades hasta que encontré el colegio que en su momento me parecía el ideal y decidí intentarlo. Y me gustaría contaros mi experiencia hasta el momento por si os ayudara a resolver alguna duda, sobre todo la duda de: ¿a qué cole va tu niña?. Responderé primero a eso.

El colegio escogido fue el CRA Antía Cal, situado en una parroquia de Gondomar. Aclarar que es un Centro Rural Agrupado (CRA), lo que significa que existen varias aulas en diferentes parroquias, aunque todas siguen los mismos principios y las mismas líneas pedagógicas. La diferencia principal entre unos y otros es la situación (diferentes parroquias) y la tutora o tutor que acompaña la clase. Aunque todas las profesoras y profesores están en algún momento de la semana en todas las escuelas como profesor de apoyo o haciendo su labor de especialista en alguna materia en concreto (inglés, psicomotricidad, música…).

Mi opinión sincera: yo visitaría las diferentes aulas y conocería a sus tutoras o tutores y me dejaría sentir cuál es la persona que quieres que acompañe a tu peque. Lo más importante es y será siempre la persona que esté con tu hijo o hija; por encima de los materiales, instalaciones, etc.  Yo solamente visité dos aulas porque ya desde la primera supe que era esa profesora la que quería para mi hija, tenía cosas que yo no tengo y que me parecían maravillosas para que mi hija tuviera también de referente (recordad que lxs niñxs aprenden del ejemplo y necesitan modelos a seguir, por eso la importancia de la PERSONA).

Lógicamente toda escuela tiene sus pros y sus contras. Antes de deciros todas las cosas buenas que tiene esta escuelita os diré los posibles inconvenientes que puede tener para que los tengáis presentes.

  • Disponibilidad horaria. No tiene servicio de autobús ni de comedor por lo que deberás poder llevarla a las 9:00 de la mañana y recogerla a las 14:00 de la tarde, o, en su defecto, tener a alguien de confianza que pueda hacerlo (abuelos, tíos, etc.).
  • Posible distancia. Deberás valorar cuánto tiempo estás dispuestx a invertir en el camino de ida y de vuelta. Yo me hago al día casi 80 minutos de coche entre ir a llevarla y volver, recogerla y volver. (A mí me merece la pena).
  • E infelizmente, tampoco en este cole pueden empezar con pañal (por eso lo de 8 puntos y medio de exigencias cumplidas).

Realmente como inconvenientes solamente le veo esos puntos.

Ahora que ya sabes más o menos si es viable en tu situación (aunque hay que tener en cuenta también los puntos por si llegan a baremar) te diré cómo funciona.

  • La ratio es de 20 niñxs por aula, aunque no suelen llenar y normalmente siempre hay dos profes en el aula.
  • Es un escuela unitaria, están todos los peques de infantil juntos (3,4 y 5 años). Algo que me parece súper positivo, sobre todo viendo las relaciones que se forjan entre ellos y como se ayudan unos a otros.
  • Emplean pedagogía activas. Sus docentes están continuamente formándose.Emplean recursos de la pedagogía Waldorf, pedagogía Montessori, Reggio Emilia…
  • No emplean fichas. 0. De verdad de la buena. Ni impresas, ni de editorial ni nada que se le parezca.
  • No usan dibujos para colorear tampoco. 0. Solamente pintan y dibujan libremente con un acompañamiento de su creatividad de 10. (Y sabéis que en esto yo soy más que exigente, era una de mis prioridades)
Foto extraída del facebok del CRA Antía Cal.
  • El acompañamiento es respetuoso. Respetan los ritmos de evolución de cada peque. Aunque ya os dije que lo del pañal no es posible, también os diré que jamás tuve que ir a cambiar a la peque (y no porque no se haya hecho pis o caca en algún momento).
  • Sus principales objetivos en el primer trimestre son la autonomía de lxs peques y las adaptaciones sociales ya que hay a peques que les cuesta más que a otros o que tienen  que trabajar diferentes aspectos. La mía por ejemplo tiene que trabajar la frustración y luego los espacios personales (no abrazar si no quiere la otra persona y también hacer respetar los suyos propios).
  • No enseñan a leer ni a escribir como objetivo, aunque sí están presentes las letras y en ocasiones hay propuestas relacionadas pero solo van los peques que tengan interés en ese tipo de propuesta.
  • No emplean pantallas interactivas ni la tecnología está presente, únicamente tienen un ordenador en clase para poner música.
  • Tienen diferentes propuestas para la motivación a la lectura. Todos los viernes se llevan un libro en préstamo del cole, tienen también la mochila viajera y la caja viajera que contienen libros entre otras sorpresas, y tienen una biblioteca maravillosa con libros de verdad increíbles. Además de que en la rutina diaria siempre se finaliza con un cuento.
  • Profundizando más en el acompañamiento respetuoso la resolución de conflictos también es muy acertada. Enseñan a resolver las posibles diferencias hablando y en caso de no poder resolverlo por ellos mismos, pedir ayuda a la profesora o profesor. Cuando un peque pega a otro se pregunta el motivo por el que lo hizo y se acompaña al otro niño y también les enseñan a tratar de defenderse sin pegar: a través de la palabra, apartando suavemente al compañero o pidiendo ayuda. Se respetan los turnos sin decir lo de: “hay que compartir”. Si alguien está usando un juguete y otro lo quiere debe pedirlo, y si le dicen que no, deben esperar a que termine de usarlo.
  • Existen unas rutinas y una estructura: llegan y se encuentran con las propuestas en las mesas y pueden escoger entre participar en alguna de ellas o jugar libremente. A las 10 más o menos es la hora del “petisco” (tentempié) que suele ser fruta o un bizcocho casero que suele ser aportado por las familias (una familia cada semana). En el petisco preparan todo ellxs y es para compartir entre todxs.  A las 11 es la merienda individual, cada uno come lo que trae de casa. Se finaliza con el cuento, baile, canción, juego de dedos, juego de rimas, etc., depende del día. Entre medias depende del especialista que toque realizan unas actividades u otras. Además de que tienen el jardín con arenero, juegos musicales de Miudiño que son una joya, circuito de agua, columpios, árboles, etc.
    Foto extraída del facebok del CRA Antía Cal.
  • Y algo importante que aún no he dicho y que es muy importante. Tienen un concepto que es la entrada y salida amable. Significa que puedes entrar con tu peque a dentro del aula al principio de la mañana y cuando lo vayas a recoger. Yo trato de no perderme nunca la hora del cuento donde puedo estar con ella dentro del aula y es maravilloso.
  • Derivado del punto anterior, la relación familia-cole es constante, diaria y una comunicación fluida. Podemos participar cuando queramos aportando lo que sabemos hacer o de cualquier otro modo que se nos ocurra. Yo misma ya fui a pasar una mañana con ellos en la fiesta del farol.
  • También son muy flexibles con el horario, y tal y como os conté en el anterior artículo, nos fue muy importante esto. Tratamos de llegar entre las 9 y 9 y media siempre. Vamos mejorando, jeje.
  • El proceso de adaptación. Muy importante. Lógicamente es positivo por el respeto a las necesidades del peque aunque puede ser un problema para el adulto dependiendo de los horarios de su trabajo o disponibilidad. Fueron en nuestro caso 2 semanas y media en la que íbamos dependiendo del día una hora, hora y media, dos horas, 3 horas… El horario lo marca el cole pensando en la mejor manera de que se adapten todos sin efecto rebote, porque mi hija por ejemplo desde el primer día quería quedarse toda la mañana pero podía ser contraproducente e íbamos en el horario establecido. Al principio yo siempre presente dentro del aula, después en la entrada, luego más lejos, por último dando un paseo para finalmente poder irme a casa o al trabajo. Este punto lo dejo en la lista de cosas positivas pero decide tú según tu situación.
  • Sobre las instalaciones, cada aula tiene unas instalaciones similares aunque difieren en según qué cosas. Todas tienen un aula de “trabajo” donde se hacen las propuestas y tienen juguetes y juegos como puzzles, piezas de construcción, caja de luz, juguetes montessori, calendario waldorf, etc. Un aula de psicomotricidad donde tienen la cocina, los elementos para disfrazarse, la tiendita y donde pueden correr y jugar de un modo más activo. Y por último, el jardín que ya os comenté más arriba. Y no me puedo olvidar del hall, donde tienen sus zapatillas, su cajón con sus mudas y cosas, sus percheros, sus fotos para colocar cuando llegan, etc.

    Foto extraída del facebok del CRA Antía Cal.

Y creo que os he hecho un gran resumen, no creéis? Aunque falta lo más importante. Cómo va mi hija al cole? Feliz. Tan feliz que a veces quiere ir por la tarde también o no quiere irse. Para mí, es lo más importante y el mejor indicativo de que he escogido bien. Desde luego si tu peque lo pasa mal yendo al cole, no quiere ir, llora constantemente, es señal de que algo no está funcionando y hay que tratar de averiguar qué es.

Y ahora, si queréis verlo con vuestros propios ojos os invito a que vayáis a las jornadas de puertas abiertas que serán el día 12 de marzo de 2019 (inscribiros llamando o mandando e-mail para mejor organización). Y también os animo a seguirlas en Facebook y en instagram.

Por último, quiero compartir con vosotros una lista de preguntas que podéis hacer en los coles que visitéis de las cuáles yo os animo a escoger o seleccionar las más importantes para vosotrxs. Y muchas de ellas ya suelen ser respondidas durante las visitas y jornadas abiertas. Aunque he modificado algunas cosas, la lista es de una mamá de la asociación Rede CRIA de la que ya os he hablado varias veces.  Cómo podéis ver son muchísimas y muy diversas pensando en todo tipo de necesidades.

Y me despido con esta frase: Otra educación es posible.  🙂

 

 

 

4 comentarios

  • Me encanta, me decantaría por el sino fuese el tema de la distancia y el comedor, una pena, ya que por trabajo muchos padres no tenemos la opción de llevarlos a donde realmente nos gustaría.

    • Lo entiendo, yo si no pudiera llevarla también me daría mucha pena, pero estoy segura de que encontraréis un colegio que se adapte a vosotros, quizás no al 100% pero te digo que también podemos luchar para que sea mejor cualquier colegio así que te animo porque todos juntos cambiaremos mucho. Un abrazo.

  • Me surgen dos preguntas. Es complicado entrar si vives en Vigo porque irá por puntos y habrá mucha demanda no? Y después de los 6 años donde la escolarizas en un colegio tradicional? Después de estar ahí 3 años sería un cambio radical en su educación…. Quizás eso me da más miedo… Porque qué opciones tenemos? Supongo que ya lo habrás valorado por eso pregunto porque el colegio me encanta e iré a visitarlo pero tengo que pensar en todo antes de decidir. Y gracias por contestarme

    • Hola Susana,
      por el momento no es complicado entrar y no llegan a baremar, pero entiendo que a medida que se va haciendo más conocida resultará más complicado. En el aula de mi peque no llegaron a cubrir el año pasado quedando un par de plazas libres.
      Después de los 6 años trataré y lucharé por encontrar un colegio que vaya igualmente acorde a mis principios y valores, sé que para primaria puede resultar más complicado pero no pierdo la esperanza. De todos modos, aunque el cambio pueda resultar duro (en esas edades cualquier cambio puede serlo, dependiendo del o de la peque), prefiero pensar que le he podido dar durante sus primeros años lo que necesitaba en vez de darle algo que sea peor para que no le cueste el cambio. Teniendo en cuenta que son muy importante los primeros años de vida de cualquier persona ya que en esos años se conforma el concepto del mundo, su confianza en él y en lo que les rodea, definitivamente, prefiero que viva de este modo y así estará más capacitada y tendrá más recursos para afrontar los posibles problemas que encuentre en su vida y camino a partir de la siguiente etapa. Lógicamente es una opinión muy personal pero confío mucho en esta decisión que hemos tomado.
      Gracias por tu comentario, espero haberte ayudado. 🙂

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *